Peugeot 208: coche del año en Europa

Peugeot 208: coche del año en Europa

A finales del pasado año 2019, la firma francesa PSA lanzaba al mercado la nueva generación de su ya conocido utilitario: el 208. Un coche con un diseño atrevido, ya no sólo por sus líneas futuristas, sino también por la gama de colores elegida. Como adelantábamos en el título, recientemente ha sido elegido coche del año en Europa, por eso vamos a daros nuestras impresiones.

Siguiendo la línea de diseño de los actuales 3008, 508 y recientemente de su hermano mayor (el SUV 2008), no será un coche difícil de reconocer, ni de día ni de noche, por su marcado carácter agresivo en el frontal, con unos faros LED y diurnos que imitan las 3 garras y los colmillos. Asimismo, en la parte trasera nos encontramos, al igual que en los modelos mencionados anteriormente, y siguiendo con la línea, una franja negra que une ambos faros. Destacar también su guiño en el diseño al 205 GTi con la serigrafía de GTLine o GT (sólo en estas dos versiones) encima de la tapa del depósito (generosa) en una zona con líneas hundidas.

El interior, como no podría ser de otra forma, sigue la línea de diseño de los últimos modelos de Peugeot, destacando el puesto de conducción, i-Cockpit, donde en lugar de ver la información del cuadro a través del volante, la vemos por encima del volante. Esta configuración, según Peugeot, nos permite estar más atentos a la carretera, pero a la hora de la realidad puede resultar incómoda para algunos (quizá para los más altos), debido a que el volante, a pesar de ser pequeño y achatado, lo cual hace muy cómoda la conducción, debe ir bajo, por lo que al entrar o al salir podemos golpearnos contra él. En caso de estar acostumbrados a volantes más grandes también se hace inusual llevar el volante tan bajo, lo que no agradará a algunos. Otra de las cosas características de esta línea de diseño es el teclado estilo piano para acceder a las distintas opciones de la pantalla táctil, lo cual, a pesar de ser estético, no es demasiado cómodo, pues debemos estar continuamente cambiando la posición de la mano de la pantalla a estas teclas, a pesar de que la posición de la pantalla es la adecuada.

Esto como datos generales, pues en cada acabado encontraremos configuraciones distintas. Elementos como faros LED, serigrafías, paso de ruedas en negro brillo sólo los encontraremos en los acabados GT Line y GT, mientras que otras opciones como pantalla de 7″ o 10″ y diferentes extras de seguridad y confort las podremos añadir libremente. Podéis configurar el vuestro a vuestro gusto en la página de Peugeot para ver más detalladamente las diferencias entre los acabados.

Si abrimos el capó podremos encontrarnos 3 motorizaciones distintas (diésel, gasolina y eléctrico). En el caso de que elijamos una diésel, podremos optar por una versión de 100 CV (manual o automática). En el caso de gasolina, 75 CV (manual), 100 CV (manual y automática) o 130 (automática). Esta última nos hubiese gustado que también se ofreciese en manual, pues a pesar de que no es un modelo deportivo, si que nos podría hacer disfrutar de su lado más juguetón. Por último disponemos de una variante eléctrica de 100 kW o 136 CV. En el caso de decidirnos por una caja automática, esta será la EAT-8, de 8 velocidades, con levas para cambio secuencial, que ofrece cambios dinámicos y una buena relación de velocidades.

Volviendo al tema de las pantallas, a la de 7″ le encontramos como defecto el dejar demasiado marqueado, ya que comparte guarnecido con la de 10″. Luego podemos decir que para el tamaño que tiene el coche su interior es lo suficientemente amplio como para realizar un viaje confortable 4 personas. (Aunque tenga 5 plazas, los de atrás irían bastante apretados, eso en el caso de la mayoría de coches).

Luego, indagando un poco mas, descubrimos también que es un coche muy estable, su carrocería no hace un excesivo balanceo en curvas, además de tener un buen agarre en las mismas, esto es un dato de seguridad importante, ya que será un coche con un fácil manejo.

Los motores de gasolina que ofrece, a pesar de ser tricilíndricos, son muy poco ruidosos y las vibraciones que pueden aportar estos motores son tan escasas que no las notarás. No podemos decir lo mismo del 1.5 BlueHDI, ya que se escucha demasiado dentro y tiene bastantes vibraciones, lo que es un contra, ya que en coches de la misma marca como el 3008, que a pesar de ser anterior a este, no se hace sentir tanto.

Los precios base de cada acabado del 208:

  • LIKE: Lo podemos encontrar a partir de 13.000€
  • ACTIVE: Lo podemos encontrar a partir de 14.150€
  • BUSINESS LINE: Lo podemos encontrar a partir de 14.650€
  • ALLURE: Lo podemos encontrar a partir de 17.250€
  • GT LINE: Lo podemos encontrar a partir de 19.000€
  • GT (exclusivamente versión Eléctrica): Lo podemos encontrar a partir de 34.400€

Estos precios los hemos revisado en la web de Peugeot

De todos modos, a la hora de realizar una compra en el concesionario que sea de vuestra preferencia, conseguiréis una mejora del precio debido a los planes de descuento que casi siempre se consiguen en este, así que nuestro consejo, si es una opción este coche para vosotros, la mejor versión a elegir sería un GT Line 1.2 Puretech 130 EAT8, ya que será un coche con una buena respuesta, silencioso, pocas vibraciones, estable, y con una caja de velocidades espectacular y a su vez deportiva, ya que como se mencionó antes también se dispone de un selector secuencial con las levas en el volante.

Lo que esperamos en un futuro de este coche, es que tengan en mente un motor algo mas grande, como podría ser el propulsor 1.6 Puretech, para una posible versión GTi como su predecesor, aunque lo que es mas probable es que no llegue a existir esta versión GTi ni de forma híbrida ni de combustión… Una pena sin duda.

Previous ¡Bienvenidos a MecaniCasa!
Next CONFINAMIENTO: ¿Como tratar tu vehículo?

About author

You might also like

Sorry, no posts were found.

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Reply